Blogia

chispis

BUENAS NOTICIAS ENTRE TANTA CRISIS

No hay derumbe de banco americano, ni desplomes bursátiles, ni "apretarse el cinturón" que empañe la felicidad que mi chico y yo sentimos.

No es que estemos ajenos a la realidad. 

Es que nuestra realidad se ha visto felizmente alterada con un positivo en el "predictor".

De esas dos preciosas rayitas han pasado ya 3 meses, 2 ecografías y muchos nervios.

De momento todo va bien.  Ya se sabe que hasta que no se vea al bebé una no puede estar del todo tranquila, pero hay que confiar en que todo irá bien.

Espero no ser muy monotemática pero no prometo nada :)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

BILINGÜE

Va a ser que sí, que los esfuerzos de hablarle en "guiri" a la niña van dando sus frutos. Ya entiende perfectamente tanto el castellano como el neerlandés.

Este post va para ella, por su gracia y salero, por los avances que ha hecho este verano, y porque ella lo vale :)

Hete aquí una muestra de las cosas que ya dice:

- en castellano: aparte de papa, mama, tete (chupete) y aua (agua) que ya lleva tiempo diciendo, aquí van las novedades más destacadas:

pueta (puerta)

buau (perro)

abí (abrir)

mena (esta pensamos que significa dame aunque no sabemos de dónde se lo ha sacado)

a vé (a ver)

tita (galletita, pero lo aplica a toda clase de comida)

ala (hola)

aió (adiós)

- en neerlandés:

ka (esta le vale para dos: kat (gato) y kaas (queso). Toma ya!)

baby (léase beibi, que es como lo dice ella. Quiere decir bebé)

Seguiremos informando...

Actualización del 28/08/08:

No sé cómo se me han podido pasar unas de las palabras que L. usa más a menudo:

cota (cacota)

peota (pelota)

Y le ha cogido gusto a decir NO con sus variantes: no, nonono, noooooooooo

Como dice Patri: qué magica, sí :)

LA VUELTA

Las vacaciones en EE.UU. acabaron el domingo 17.  El vuelo de vuelta fue muy duro.  Al salir de noche, justo a la hora de dormir de L., la pobre no encontraba posición y pasó unas horas muy duras desvelada. Ella, y los que íbamos alrededor.... Claro, que los niños no son los únicos que molestan... Los hay, mayorcitos, que se ponen de una cháchara super animada, justo a tu lado, comentando toooooooodas sus vacaciones, a grito pelado y a unas horas indecentes. Así que cuando L. lloraba, mira, pues ya no me sentía tan mal, oye :)

Decía que llegamos un domingo. El lunes siguiente tocaba currar. Afortunadamente no me esperaban muchos marrones. Sólo el ya clásico mal ambiente en el departamento. Aún falta gente, siguen de vacaciones, y se nota el ambiente de bajón que tenemos los que ya hemos vuelto.

Vuelto, a medias, porque esta semana la tengo libre. Es mi último resquicio de vacaciones hasta Navidad, creo....

Mi peque está un poco malita, con fiebre y demás elementos del cuadro típico de vuelta a la guardería, con sus virus y sus toses.

La vuelta es dura, pero cuanto antes se pase, mejor.

TODO A LO GRANDE

En USA todo es grande: las raciones de comida y bebida, las plazas de parking, los botes de mayonesa, de leche, de cualquier salsa, los carteles, los centros comerciales.  Esto me agobia un poco, me hace sentir muy pequeña y sobre todo en lo referente a la comida se me quita el apetito, pienso si me tengo que terminar esa coca-cola de 700 ml me  va a dar algo, si como ese donut super gordo y relleno de no sé qué crema se me va a poner el estómago del revés, así que estoy a medio dieta....  No me apetece nada comer...

Si hay algo que no es grande, es el valor del dólar ahora, que sale muy bien al cambio del euro.  Si a esto le unimos unos de por sí bajos precios, es una gozada ir de compras.  Todavía nos faltan unas cuantas cosas, pero ya hemos arrasado en un par de ocasiones.

No todo es comer y comprar. Estos días hemos hecho varias cosas interesantes:

1. hemos ido un día a la playa. Varias de ellas tienen cupo de entrada y había que hacer cola en el coche.  No hemos sido pacientes y nos hemos ido a otra más grande, sin cola pero nada bonita.  A esta no creo que volvamos.  El agua estaba llena de algas.  Un asquito... Mereció la pena por L., que disfrutó a tope en el agua en su nuevo flotador.

2. hemos ido al zooquarium.  Es  un centro pequeño que se visita en una hora pero que muestra animales tanto de agua como de granja, felinos y aves.  Lena quería tocarlos todos y se entusiasmaba en particular con los patos.

3. hemos visitado Sturbridge.  Es un pueblo réplica de la vida en los años 1800 en Nueva Inglaterra.  Está muy bien montado y ha sido interesante hacer este viaje en el tiempo al pasado.  Parece mentira cuánto ha cambiado la vida en apenas 200 años...

4. hemos visitado a amigos de Icepper en Middeltown.  Nos ha recordado mucho a Wisteria Lane :)

Si el tiempo acompaña hoy iremos a la playa, pero buscaremos otra, a ver si es posible darse un baño en condiciones.

Nota para Rosa: sí que hemos visto un famoso, pero español, en Barajas, al de Cruz y Raya.  Molaría conocer a alguno de aquí :)

OH, YEAH!

Yes, yes, estamos de vacaciones en los Estados Unidos de América del Norte. Yeah !!

El vuelo salió con 2 horas de retraso pero por lo demás no hubo ni 1 turbulencia así que todo bien. Hasta conseguimos dormir en el avión.

Llegamos muy descolocados por el jet-lag pero estamos alucinando con L. y lo bien que se está adaptando al cambio de horario.

Ahora nos iremos a gastar unos cuantos euros aprovechando que no hace para ir a la playa y que el dolar sale muy bien al cambio, jeje...

Corto y cambio.

ANUNCIO

Necesito un redoble de tambores, unas trompetas y unos cascabeles para anunciar lo siguiente:

Tachán, tachán:

¡¡¡¡ L. no tiene estrabismo (por ahora) !!!!!

Bieeeeeeeeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnn

Las pruebas han sido concluyentes. No hay duda, no hay que poner parche.

Habrá que hacer un seguimiento, pero de momento, no tenemos pirata en casa.

YA NO

Ya no estoy en cama.  De hecho, aquello sólo duró afortunadamente un par de días. 

Mi rutina veraniega me tiene agotada.  Después del curro, de la piscina y de la cena por fin me siento un rato en el sofá.  Bien, pues ahí  el día se acaba.  Caigo en un sueño profundo y cuando Icepper me viene a recoger para ir a dormir voy como una zumbi al baño para cubrir necesidades higiénicas básicas.  Lo curioso es que en cuanto me acuesto, me desvelo y me cuesta un montón conciliar el sueño.

No obstante, no lo digo para quejarme, que estoy feliz con este calor sofocante, con los chapuzones, con las clases de natación y con las persecuciones que me toca hacerle a L. (le encanta explorarlo todo).  Sólo que este ritmo me pasa factura y acabo rendida.

Mini quejas de vicio aparte, todo va bien :)

 

EN CAMA

Martes, 04.50 horas aproximadamente.  Me levanto con un mareo interesante y un dolor de estómago de lo más simpático.  Al sentarme en el wáter el mareo se multiplica por cien y llamo a Icepper (me parece más divertido marearme en compañía).  Le oigo que dice que viene, viene, y lo siguiente que sé es que estoy tirada en el sueño del baño e Icepper me habla.

Al parecer, perdí el conocimiento durante unos diez segundos y caí redonda al suelo.   El pobre Icepper se llevó un buen susto.  Después de recuperar la poca consciencia que tengo, empezó una serie de visitas al señor roca.  Gastroenteritis, la llaman. 

Dos días de baja en casa.

Estoy mejor, algo mareada pero el señor roca ya no cuenta con mi presencia tan asiduamente.

Y encima hoy toca vacunar a L....

Con este post algo escatológico, os deseo unas divertidas y descansadas vacaciones (algunas ya me habéis anticipado vuestra ausencia vacacional y bloguera).  Nos leemos a la vuelta.  Yo todavía no me voy a ningún lado.

AL DÍA

Al día, lo que se dice al día, no tengo el blog.  Por eso, voy a dejar ahora un breve resumen de cómo hemos pasado estos últimos días.

Verano: a mediados de junio abrieron la piscina y desde entonces pasamos buena parte del tiempo allí, disfrutando con las clases de natación que tanto L. como yo estamos teniendo.  Vamos cogiendo colorcillo y sobre todo pasamos muy buenos ratos con las vecinas y sus peques.  Se ha creado una mini comuna muy familiar y agradable.

Curro: en el trabajo voy teniendo alguna responsabilidad que me motiva pero básicamente sigue siendo una nómina a fin de mes y un horario de lujo.  También ha mejorado algo el ambiente.  Con las compañeras con las que tenía peor relación (ya lo comenté alguna vez aquí) me propuse cambiar de dinámica y ha funcionado. Algo tan simple como saludar y contar alguna anecdotilla ha servido para romper el hielo, abrir un nuevo camino y establecer una relación más cordial.  Afortunadamente ellas han estado abiertas a este cambio y entre todas hemos logrado un ambiente no sólo menos hostil sino además agradable incluso.

L.:  está teniendo algún problemilla con los ojos.  Nada grave y se lo están mirando pero parece que vamos a tener que ponerle un parche en el ojo para corregirle el estrabismo.  Lo hemos detectado a tiempo así que se le va a corregir fenomenal.  Por lo demás está impresionante, muy espabilada, aprendiendo de todo, incansable, simpática, imparable...

Bodas: ahí quería llegar. Este año tenemos 3, que se dice pronto pero es un pastizal en viajes (¿por qué no se casa nadie en Madrid???), trajes, regalos... Si al menos te lo pasas bien habrá merecido la pena.  Y tengo que decir que las de este año son las 3 de las que apetece porque no son compromisos en absoluto.  Las del año pasado tampoco, ¿eh?  no se me vaya nadie a enfadar :)

Lo que sí he notado es que ya no tenemos edad para la marcha que requiere una boda.  En la última, por ejemplo, a la una de la madrugada nos hubiéramos ido a casa la mar de a gusto pero la novia nos pilló por banda y que si cómo no nos íbamos a tomar una copa, que si anda venga, que si tal que si pascual, hale, hasta las cuatro de la mañana.....  Es que de verdad que no tenemos cuerpo para este desgaste.  Que a las ocho de la mañana L. estaba en pie reclamando el desayuno y no hay explicación que le valga, oye.... Así que lo dicho, que las bodas son:

- para gente sin hijos

- para gente de 20-30 años

- para gente que duerme mucho el resto del año

Es que me di cuenta de que claro que te lo pasas bien y es una gozada ver a los novios pasarlo pipa y desfasar pero por qué no entienden que llegada cierta hora te tienes que ir, te TIENES QUE ir....  Que a veces los novios se pasan.... con eso de que es el día más feliz de su vida te torturan con chantaje emocional :)

Pues eso, que lo pasamos muy bien, L. durmió bastante en la sillita, y los novios estaban muy guapos.  Dentro de poco otra, también fuera de Madrid, pero será una boda muy especial, lo sé.. y ella sabe por qué :)

PREMIOS, FAMOSOS Y LLUVIA

Mi compañera de trabajo Fonsa me dio 2 entradas para ir a la entrega de los premios "Max Leones".  No es que sean muy conocidos pero a caballo regalado... Fui con mi amiga Gemi.  Para la ocasión nos pusimos vestido, tacones, pendientes y todo eso que no da tiempo a hacer con esmero a diario.

La gala era en el teatro Calderón de Madrid, un lunes, con lo que el hecho de ir hasta el centro de la capital y además a diario me daba pereza pero me apetecía un montón salir de mi rutina y darme una escapadita.

Gemi y yo llegamos puntuales al teatro, con lo que pudimos ver el ambiente y la llegada de los famosos. Si te digo un secreto... decepcionan en persona: suelen ser más delgados y menos cachas.... es cierto, pues, eso de que la tele engorda :)

La gala resultó ser más amena de lo esperado y Gemi y yo acabamos pasándonoslo genial.

Al término de la gala nos metimos de lleno en la sala en la que los famosos posan en el Foto Call y allí estuvimos saludando a gente tan maja como Christian Galvez o los Victor Ullate (padre e hijo). 

También había algún "triunfito", al que pregunté cómo le iba su nuevo disco (como si yo supiera de lo que hablaba) y me dijo que no había sacado ninguno, que se dedica al teatro.

Me dio particular risa descubrir cómo son los famosos.  Gracias a mi falta de vergüenza, llevaba a Gemi a rastras a saludar a los famosos y así nos encontramos conversando con ellos como si los conociéramos de toda la vida.  Esta espontaneidad y el peloteo al que les sometía, dio como resultado, en varias ocasiones, a que se me lanzaran, literalmente, a los brazos dándome un abrazo emocionado.

Fue divertido.

A la salida nos pilló la tormenta más monumental que he vivido. Afortunadamente Gemi y yo llegamos a casa secas y salvas.

VIAJE A HOLANDA

Voy a contar por fin el viaje que hicimos L. y yo a la tierra de los tulipanes.

Fuimos hace un par de semanas en lo que fue el primer vuelo para L..  Madrugón para empezar el día y aprovechar más las mini vacaciones, llegamos por los pelos al mostrador de facturación.  Con la lengua fuera, el carrito de L. a un lado, la maleta a otro, los billetes en los dientes, nos dijo la azafata que habíamos llegado tarde, que ya habían cerrado las puertas pero que haría una llamada a ver qué se podía hacer.  Hubo suerte y como íbamos con el check-in hecho en casa, facturamos la maleta.  Nos dijo que intentaría meterla en el mismo vuelo. Decidí no oir esas palabras y echarme a correr en busca de la puerta de embarque.  Nos despedimos de Icepper, que muy solícito él nos llevó al aeropuerto.

Llegamos al arco de seguridad.  Allí tienes que dejar todo lo que llevas encima, incluida la silla de la niña en la cinta que pasa por los rayos-x.  Imagínate la situación: nervios y sudores por llegar tarde al embarque, la niña en brazos, mientras vas dejando las cosas, abrigos, bolso, mochila de L. en la cinta.  Y encima van y te pitan las botas. Deja a la niña en el suelo y vigila que no salga corriendo, quítate las botas y vigila el equipaje que ya sale de la máquina de la verdad, no sea que alguien te lo birle, vuelve a pasar por el arco y todo esto con una cara de sospechosa que no puedo con ella, por estar a todo y a nada.   Pasamos esta prueba, todo ok, recogemos los bártulos, siento a la niña en la silla, respiro, busco la pantalla de las salidas, corro hacia a ella y empieza un maratón de 10 minutos para llegar sin respiración a la puerta de embarque y verla CERRADA.  Me apoyo en el mostrador de la azafata, más que nada para coger oxígeno, dispuesta a suplicarle si hacía falta, cuando me dice, sin piedad: las puertas están cerradas.  Iba yo a empezar a pedirle que hablara con el piloto o con quien hiciera falta para que nos esperaran cuando me dice: no hemos empezado el embarque. Y me sonríe. Respiro y me da la risa floja.

Al pasar por el finger que nos lleva al avión veo pasar por debajo un carro que lleva nuestra maleta. ¡ Bien!

Ya en el avión, L. está algo inquieta por la novedad pero se dedica a observar e investigar qué es todo aquello.  La tripulación le dice monerías, nos dan el adaptador del cinturón y empieza el vuelo.  Contrario a lo que me temía, L. se portó super bien y mi miedo a volar se iba desvaneciendo ya que tenía otra ocupación: entretener a la peque. El vuelo sucede sin más anécdotas y aterrizamos en una lluviosa Amsterdam.  Me entra un no sé qué, como cada vez que vuelvo al que fue mi hogar durante 10 años.  Recogemos el equipaje, compramos una tarjeta para el móvil, un billete de tren, noto los cambios que ha sufrido Schiphol, suspiro y al andén que nos vamos. 

Para llegar a Delft, mi destino en este viaje, hay que hacer transbordo en Leiden.  Todo va bien, mi amiga me espera en la estación de Delft, nos lleva a su casa.  Al rato empieza lo que serán 3 días de frenesí de quedar con gente sin parar.

Todos están flipando con L..  El comentario más frecuente es lo buena que es y es totalmente cierto.  La pobre pasa unos días raros, sin sus comidas habituales, durmiendo donde puede (coche, sillita)  pero hace una amiga nueva, la hija de mi amiga.  Isabella y ella se entienden de maravilla. Esta le riñe cuando L. se quita los zapatos: kom op, nee !!  Y  a L. le entra la risa.  Isabella  se enfada más y sube el tono, a la otra le da más la risa y así pasan el rato.

Volver a ver a los amigos que dejé allí hace ahora dos años y medio ha sido una gozada. Aún así me quedé con ganas de ver a más pero el tiempo cundió poquito.

El vuelo de vuelta fue más largo y cansino.  Lena no dejó de pasear en todo el viaje.  Pero no lloró nada. 

Destaco la playa que montaron en la plaza mayor de Delft, el kip saté con VAM, los juguetes de miedo de Maaaaarian, el parque de juegos con la Pinche, el café ultrarrápido con Profedesevillanas, el almuerzo con los Giertjes, el momento foto con los otros G, la camiseta naranja de Bob, las cosquillas de Sebi, la fiesta de Pati, la merienda con mi farmaceútica todoterreno, los sms de mi chico, lo requetebien que se portó L. y sobre todo, sobre todo, con las ganas de volver.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL PROPÓSITO MÁS BREVE DEL MUNDO

Puedo decir con orgullo que ostento el record guiness del propósito para el año nuevo más breve de la historia y del mundo. A saber....

Hace unas semanas, y fíjate en qué fechas estamos, estaba esperando al ascensor en el portal de mi casa.  Me dio por pensar que este año no me había hecho ningún propósito para el 2008 y pensaba por qué:  porque no los cumplo.  Así que este año me ahorré repasar las carencias de mi vida y simplemente dejé fluir los días.

Pero esa tarde, al esperar al ascensor, me dije: venga, chispis, ¿qué te parece si vas por la escalera en vez de en ascensor?  Así harás un poco de ejercicio, que no te viene mal y éste podría ser tu propósito de año nuevo, aunque sea mayo.

El plan me parecía bien y procedí a estipular una serie de condiciones:

- vale, voy por la escalera siempre y cuando el ascensor no esté en la planta.  Si está, lo cojo, si no, piernas ¿para qué os quiero?

- si voy con L. y/o su sillita, lo cojo. ¡¡Lógico!!

- si he tenido un día duro, llamo al ascensor

- si voy cargada, también

La lista siguió, el ascensor llegó y dije: hoy era una pequeña prueba.  Mañana lo hago en serio.

Al día siguiente salí de casa convencida de cumplir mi promesa, pero hete tú que el ascensor me esperaba. Ajá, la primera condición se cumplía:  adiós escaleritas Todo bien

Cuando volví del curro, me volvió a esperar.

Después pensé que si el universo quería acomodarme, ¿quién era yo para ir contra sus planes?

Y es por esto que no hago propósitos para el año nuevo.

¡DÍGAME!

- Ring .... ring... (llamo)

- ¡Alergia! (me responden)

Vamos a ver, sin ser una experta en técnicas de atención telefónica puedo decir y digo que estas no son maneras de responder.

Esta señora ¿qué quería decirme? ¿Que tiene alergia? ¿Que la he llamado en mal momento y me desea una alergia? Quizá es disléxica y quería decir "alegría" (con cariño y respeto a los disléxicos). Pues no, ninguna de las 3 opciones. Es que he llamado al departamento de alergias del hospital donde le están haciendo unas pruebas a mi hija por una reacción que tuvo y llamaba con una pregunta sobre los resultados. Me quedé muy cortada con esta contestación. Creo que el simple "Dígame" sigue siendo una buena opción. Claro, que igual soy una clásica y ahora lo que se lleva es asustar al personal....

Después me llama una señorita que se identifica como trabajadora de cierta operadora de móviles y me pregunta que con quién tiene el gusto de hablar. Le digo: pues si no lo sabe usted que es la que ha llamado... Sí, estuve borde, pero es que estas llamadas me fastidian.

Para completar esta ronda de momentos telefónicos, diré que la persona que peor responde al teléfono es mi padre. Tiene dos variantes. La amable "¿Quién va?" (a esto le falta el tono hostil que él le da pero es que el blog da para lo que da) y la más habitual "grgagggrggrgrgrrr" (literalmente). Una de las primeras veces que le oí pensé que le estaba dando algo, pero no, él es así de encantador...

En fin, que menos mal que tenemos momentos así de tontos de vez en cuando para reirnos que si no...

A VECES LO MAS GRANDE ES LO MAS PEQUEÑO

A VECES LO MAS GRANDE ES LO MAS PEQUEÑO

Cuando el día se pone difícil, cuando me queman las tonterías que ocurren en el trabajo, cuando estoy cansada, cuando tengo un momento tontorrón y estoy triste, ella, mi pequeña L., me llena el corazón y me da la energía que me falta.

CANALLAS

Hay que ser muy canalla para hacer esto y quedarse tan tranquilo.  Y que la mujer no se lo crea y siga la vida como si nada, que no tenga la mínima curiosidad de averiguar si es verdad o no..... ¡qué poco se valora la vida a veces! ¡qué poca empatía! ¡qué asco!

A mí estas noticias me dejan muy mal cuerpo. 

Y del loco asqueroso austríaco no quiero hablar porque se me retuercen las entrañas.

UN POEMA PARA ANIMARME

De Mario Benedetti, claro :)

 

"El olvido esta tan lleno de memoria

Que a veces no caben las remembranzas

Y hay que tirar rencores por la borda"

  

Ya contaré a qué viene esto y qué es lo que quiero olvidar, pero de momento, dejo estas sabias palabras aquí, a ver si a base de recordarlas consigo ponerlas en práctica.

FELIZ DIA DE LA MADRE

FELIZ DIA DE LA MADRE

Por aquí pasan muchas y para ellas ...... ¡¡¡ FELIZ DIA DE LA MADRE !!!!!

Es un pequeño reconocimiento, o recordatorio más bien, de tanto esfuerzo y cariño que cada una le da a su familia.

Quiero dar la bienvenida a este club de madres a YolanPatch, que se ha estrenado hace 2 meses :)

Os regalo esta foto de L., en la que nos lee uno de sus cuentos favoritos "En la granja".

Muchos besos.

BUENAS NOTICIAS DE CUSTO

Ayer me mandó un sms para contarme que hoy le daban el alta. Hablamos por teléfono y me dijo que estaba contento de irse de allí. El ambiente en su casa no es ni de lejos el ideal para su situación pero era muy consciente de dónde estaba y de los que le rodeaban.  El ambiente, como ya comenté, era desalentador.

Para mí la buena noticia ha sido que Custo, como ya adelantaba Vesania en su comentario, "sólo" tiene depresión y no esquizofrenia ni nada de nada. Depresión, ni más ni menos. Grave, fuerte, pero se cura.

Ahora todos estamos más pendientes de él y sin duda ha sido un toque de atención que ha acabado bien pero por los pelos.

Espero que no tengamos que llegar a estas medidas tan drásticas para mirar más atentamente a los que nos rodean, amigos, familiares, compañeros de trabajo.

Estamos rodeados de tristeza, de problemas, y pasamos de largo.  ¿Tanto cuesta preguntar cómo estás?  Aunque alguien te caiga mal, merece la pena molestarse un poquito en fijarse. En el fondo, lo que más busca el ser humano es cariño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CUSTO

El jueves por la noche Custo intentó suicidarse.

Lo tengo que escribir para captar toda su dureza, su realidad, para que no se me olvide que todos le hemos fallado.

Me llamaron el viernes por la tarde para contarme que lo habían encontrado convulsionando e inconsciente en su cama, que habían llamado a la ambulancia y que estaba en el servicio de Urgencias del hospital.

El sábado mismo fui a verle pero lo habían transladado ya a un Hospital Psiquiátrico, habiendo aceptado él mismo quedarse allí.

Desde que me lo dijeron me quedé conmocionada y avergonzada por no haber sabido ayudarle. Sabía que estaba mal. Llevaba desde los 25 años con un brote esquizoide. Solía recibir tratamiento psiquiátrico y medicación, solía mejorar y solía dejar las pastillas, para luego recaer y volver a empezar.

A sus 33 años, me decía el domingo cuando volví a visitarle que su paso por ese hospital no le iba a beneficiar en su CV. Le dije que ahora lo importante es que se cure. No pareció muy convencido.

Tenía mejor aspecto que el día anterior, pero también parecía más consciente de dónde estaba y de los compañeros que le rodeaban.

Reconozco que he llorado mucho. Primero por pensar que casi le perdemos, luego por nuestra impasividad, luego por dejarle allí, luego al recordar sus palabras (qué dura es la vida, repetía) y luego de pensar que me tenía que ir y él se quedaba allí, con sus largos pasillos, con su cama deshecha, con su bata mal atada, con su pelo despeinado, con su mirada triste, con ese café descafeinado que sabe a rayos, con las canas que le han salido y no me había dado cuenta, con su soledad, con su incertidumbre, con su enfermedad, con sus pocas ganas de vivir. Y yo me tenía que ir. Quería quedarme pero es que me tenía que ir. La hora de visitas acaba a las ocho. Y no sé cuándo volveré a verle.

Con Custo he compartido muchos juegos de niños, mucha complicidad, muchas risas, gominolas, también carencias, peleas, amigos. Hemos estado muy unidos hasta que le entró esta dichosa enfermedad, pero de la que nadie hablaba, y por la que se empezó a distanciar de todo y de todos. Se sabía que estaba mal y como está mal visto reconocer que uno tiene un problema mental pues se oculta y en vez de solucionar las cosas se esconden. Qué mierda de sociedad.

Como pienso que nunca es tarde para nada quiero empezar a informarme e informar en este blog del avance de Custo, para que se despeje esa nube de desconocimiento que nos impide avanzar, para quitarle el miedo que supone lo desconocido y más una enfermedad mental. No quiero sentir lástima de él sino respeto.

Cada vez más frecuentemente voy conociendo casos muy cercanos de familiares y amigos que tienen a un enfermo en su entorno. Si está ahí, sería mejor afrontarlo con dignidad y honestidad.

Esta vez Custo ha superado a las 30 pastillas que se tomó y al menos físicamente está bien. Para nosotros es una alegría y un toque de atención. Para él volver a la tortura.

Espero que se cure. Lo necesitamos. Lo queremos.

ME QUEDO CON LO BUENO

ME QUEDO CON LO BUENO

Esta foto la saqué desde el coche a la vuelta de vacaciones de semana santa desde Oviedo. Fue un viaje infernal (por lo cansino) de 8 horas.

Viajando como lo hacemos, con niña, llevamos el coche lleno de bolsas y bártulos varios con lo que hay poco espacio para estirar las piernas. Y mucho peor lo lleva el conductor, claro, aunque no se queje porque va contento escuchando el Carrusel Deportivo.

Pero mientras íbamos avanzando muuuuuy lentamente, le saqué partido (anda, mira qué bien traído con lo del Carrusel, jeje) al paisaje e hice un montón de fotos.

Me quedo con ésta por la casita que se ve en medio de la montaña, sola, entre la nieve, apartada. No me gustaría vivir allí pero tiene algo. La descubrí al bajarme las fotos al ordenador y me cautivó.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres