Blogia
chispis

EL ABUELO SALVADOR

Anoche hablé con mi madre y me estuvo contando historias de la familia.  Algunas son muy fuertes y no me atrevo a reproducirlas aquí.  Otras son más agradables.  Pero todas ayudan a entender de dónde venimos, quiénes somos y el por qué de ciertos comportamientos.

Un personaje que siempre me ha gustado, y eso que no llegué a conocerlo, es el abuelo Salvador, el padre de mi madre. Un hombre lleno de defectos, débil, irresponsable según para qué, pero un hombre valiente, que quería a sus hijos y a su mujer.  Era rojo y republicano, estuvo en la cárcel durante la Guerra Civil por estos "crímenes", dejando (el sistema) solos a 3 niños (mi abuela había muerto) en plena guerra y pasando mucho hambre y desgracias.

Mi madre se tuvo que poner a trabajar desde bien pequeña, como mucha gente de esa generación.  De su hermana sé poco de aquella época y el hermano mayor huyó a Francia. Una infancia dura que ha marcado a mi madre hasta el mismo día de hoy.

La parte de la historia que quiero recuperar hoy aquí es que mi abuelo cuidó de su hija mayor (mi tía) cuando ésta se quedó embarazada a los 18 años.  Era lo normal, cuidar a la hija. La reacción de mi padre al saber que estaba embarazada fue la de dedicarme una serie de "piropos" que incluían de todo menos bonita.  Le pregunté a mi madre qué le había parecido saber que venía una nieta en camino.  Por lo visto a la pobre Kinder le cayó también algún "piropo".

Según me contó mi madre, mi abuela materna era tan rancia y preocupada por las apariencias como lo es mi padre, como siempre ha sido. No se cortaba en decir que si a ella le venía una hija embarazada la echaría de casa, justo lo que ha hecho mi padre, bueno, no me deja entrar (yo ya no vivo con ellos desde hace 10 años) pero para el caso es lo mismo.

Por una parte tengo sangre rebelde y sensible y por otra obsoleta y dura.  Una parte de mi herencia es atea y la otra va a misa todos los días.  Me quedo con el abuelo Salvador.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

chispis -

vesania, planteas un tema muy interesante... claro que lo valora y de hecho él es un perjudicado más en esta historia. no es lo mismo que te desprecie tu padre que tu suegro pero a fin de cuentas a icepper también le duele.
gracias y un besazo.

Vesania.- -

Un abrazo Azu... espero que Ber valore todo lo que has hecho por él...

chispis -

yo creo que aquí perdemos todos, cada uno lo suyo y me temo que nada va a cambiar..... lo único que puede cambiar es mi actitud hacia la reacción de mi padre, para que me afecte lo menos posible, nada más.
un abrazo a todas.

marta -

Espero que algún día tu padre consiga ser un poquito valiente y se enfrente a esas ideas anticuadas y ridículas que le superan. Y sinó, él se lo pierde.

Patri -

Chispis, no te preocupes. Cuando tu padre vea la carita de su nieta, se le quitarán todas las rarezas del mundo. Ya verás!
Besitos,
Patri

Ana -

He leído dos veces,la historia de tu abuelo Salvador,creo que aparte de ser un hombre valiente,que cuidó de sus hijos sin importarle el "qué dirán" de esos años (lo digo por el embarazo de tu tia) fué un hombre muy inteligente. Gozó de sus hijos y nietos,( y te aseguro que és el mayor gozo de la vida).
Tu padre por el contrario, se está perdiendo algo grande.Tú como hija , que por tus escritos te veo sensible, risueña y divertida, y lo peor de todo se está perdiendo la alegría de ser abuelo. Deseo que se dé cuenta de su error y no sea demasido tarde...Un abrazo guapa.

Aldonza -

Yo conozco el caso de una hija que se quedó embarazada a los 18 y, cuando se lo dijo a su padre (machista reafirmado), sólo le gritó: "Vete a tu habitación". Y ella, llorando, vio a su hermana por el pasillo y le dijo: "Mira lo que me ha dicho padre, que me fuera a la habitación", a lo que la hermana le contestó: "Joer, mejor que te mande a la habitación a que te tirara de casa".
Y el que no disfruta de los nietos... se lo pierde.
Un beso!

chispis -

hola majas,
yo creo que lo de mi padre no va a cambiar y mira que soy optimista, pero son ya muchos años viendo y escuchando cosas y a estas alturas ya no se cambia... él no.
de todas formas, gracias por vuestro cariño !!
besotes.

lamima -

Siento mucho que no puedas contar con tu pade hace tanto tiempo. No es justo. Tampoco para Kinder.
Estas cosas me hacen pensar: tus hijos son siempre tus hijos, no se me ocurren muchas cosas que puedan conseguir separarte de ellos. Y menos cabezonerías.
No sé, seguramente algún día lo lamentará..si no lo está haciendo ya.(Aunque hay orgullos inamovibles)
El se lo pierde Chispis: a tí, a Kinder...

Silvia -

Hmmm, que historia tan bonita la de tu abuelo Salvador y que triste al mismo tiempo.
Mi abuelo tambien era rojo, y tambien estuvo de 'escondite' durante 3 anyos.

Tambien te entiendo - los padres no hacen/dicen lo que uno quisiera escuchar.
Esta claro que tu padre esta siendo injusto, porque las apariencias ya no importa.
Lo que importa es que este kinder viene al mundo con amor.
Se dara cuenta, veras como se dara cuenta. Estoy segura que te quiere mucho - dale tiempo.

Un abrazo,

Silvia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres