Blogia
chispis

CONDUCIR EN MADRID

CONDUCIR EN MADRID

Prólogo:  He estado pensando mucho en si poner este artículo en la sección de QUE MAL ESTAMOS (crítica) o de AFICIONES (cosas que me gustan) y al final me he decantado por la segunda por dos motivos principalmente: porque no me apetecía empezar el día enfadada con el mundo y porque, a pesar de todo, me gusta conducir :)

Al tema: Después de varios meses en Madrid, sigo sin entender (no sé si algún día lo lograré) algunas actitudes de los conductores en Madrid.  Nótese que digo conductores de Madrid y no madrileños, que la circulación en la capital la formamos todos y la mayoría somos de fuera (aunque nos vayamos sintiendo cada vez más "de aquí, de Madrid").  Pues eso, que aquí la gente circula en lo que denomino estilo libre y perjudicial para la salud.

Libre porque cada uno entiende el reglamento como quiere: te pitan aún cuando el semáforo sigue en rojo, circulan entre dos carriles, giran sin poner los intermitentes, te adelantan por la derecha en ciudad y autopista (ante todo somos democráticos), entre otras lindezas.

Perjudicial para la salud porque no aprenden y esto trae mucha úlcera de estómago y dolores de cabeza.  Si cada día estamos metidos en los mismos atascos, ¿no saben ya lo que se van a encontrar y no saben que pitar no sólo no ayuda, sino que más bien molesta e irrita?  Son cabezotas, maleducados, impacientes.

Nótese de nuevo que hablo en tercera persona de plural, que yo hasta ahora (y pienso seguir así) no he hecho ninguna de las cosas que menciono.  Para mí conducir es un placer y no entiendo que la gente saque los nervios al volante, con lo peligroso que es.

Así que hago desde aquí un llamamiento a la tranquilidad mañanera al volante, que no merece la pena perder los nervios por ganar unos minutos en la carretera.  Como decía mi padre: más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

chispis -

En Lima, por ejemplo, se conduce fatal también, en eso tienes razón. Ya sé que en las grandes ciudades se conduce peor por el estrés y porque la gente es más pasota (en general). A lo que yo voy es a que esto no puede ser una excusa y que debemos intentar relajarnos al volante. Igual ya desde las autoescuelas hay que empezar, si no se hace ya, a aprender a convivir y conducir en grandes ciudades, con respeto a los demás y sin la arrogancia de pensar \"la calle es mía y tú me molestas\", que es lo que me parece que pasa ahora.
Gracias por tu opinión :)

marta -

Muy acertado lo que decía tu padre.

Respecto a lo de conducir fatal, creo que esto pasa en casi cualquier ciudad del mundo con una densidad demasiado alto, léase, mucho más gente al volante de lo que una ciudad puede absover. Todo el mundo habla de lo mal que se conduce en Roma. Yo puedo contarte también lo mal que se conduce en Buenos Aires y en Estambul. En Barcelona quizá no se conduce tan mal, pero tampoco es una delicía conducir aquí.

Y así, muchos otros sitios. Creo que no tiene que ver con ser más o menos educado, sinó con el hecho de ser demasiados.

Sobra gente, claramente :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres