Blogia
chispis

KK

Perdonadme que empiece este post con este título tan escatológico, pero es que la jugada de ayer fue....eso.. kk :)

Salimos a comer con unos amigos. En determinado momento hay que cambiarle el pañal a la niña y como, cosas del machismo, sólo hay cambiador en el aseo de señoras, me llevo a la criatura en brazos junto con las toallitas, un mini cambiador y un pañal.

La pobrecita se había una kk tan monumental que le llegaba casi hasta el cuello.  ¡Y yo sin ropa para cambiarla ! Cuanto más la limpiaba, más se inquietaba, más se movía, más se pringaba y más enmarronadas, literalmente, estábamos las dos.  Mientras tanto, señoras que entran y salen, flipan con el pastel, con el olor y con todo, claro. 

Viendo que el pastel aumentaba y como no podía salir de allí en esas condiciones, le pedí el móvil a una chica que salía de servicio.  No tenía saldo. Todo estaba en mi contra.  Eso pensaba. Pero la chica tuvo el buen criterio y la amabilidad de ofrecerse para ir a buscar al padre o a quien fuera para que me trajeran muda y demás.

A los pocos minutos llegó Icepper. Entró tímidamente en el aseo de señoras y entre los dos conseguimos ser más fuertes que L. y cambiarle todo de arriba a abajo.

Cuando estábamos terminando, y con tanto trajín, L. tuvo a bien vomitar un poco.

Bueno, allí ya nos dio la risa.  La limpiamos como pudimos (afortunadamente fue sólo una babilla, no un vomitón, cosa que le agradecemos) y salimos de allí dejando la papelera llena de toallitas pringadas y con el aseo apestando a kakota.

Creo que tanto el restaurante como nosotros hemos aprendido la lección: ellos imagino que se plantearán poner otro tipo de papelera y nosotros llevar toooooooooodo el equipo cuando la vayamos a cambiar.

Sólo falta que L. aprenda a decir: ¡que me he hecho kk!  Para que no tengamos que esperar a que el pañal estalle para ponerle remedio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

laMima -

Ay, ay que pringaíllos jejeje...
Nunca salgas sin el Kit de mami previsora: cambio de ropa, agua, juguetico, alguna bolsa de patatas fritas para un apuro llorón....y paciencia. Muuuuucha paciencia, si.
Besos limpicos.
PD Os tenían que haber grabado en vídeo y a youtube. Si.

unjubilado -

Por el humo se sabe
donde está el fuego;
del humo del cariño
nacen los celos...

Por el olor se sabe
donde está la kk
con toallitas, se limpia
de una tacada...

Saludos

chispis -

jo, patri, vaya pastelero el tuyo también jajajaja en la ofi no cuento estas cosas. soy la única mamá del departamento y estas cosas, pro graciosas que sean, no les interesa. pa eso tengo mi blog :)
cocoliso, lo de ternasquez me ha encantado :) con lo que comen estos niños, normal que hagan tremendas kakotas jajaja a ver si nos vemos pronto. besotes.

cocoliso -

Ah, las kakotas... En octubre, en nuestra visita al pueblo para que Ternásquez conociera a su hispanofamilia, y mientras paseábamos por unos grandes almacenes que parece que son un poco famosos (mamá mirando trapitos, en la planta de bebés, y papá paseando con el susodicuo), me pareció sentir ese familiar olor. Me fui a la cajera y le expliqué la situación, a lo que ella me repuso eso, que sólo había cambiador en el baño de señoras. Mi respuesta fue: "ah, pues me viene muy bien que seáis tan machistas, porque así la mamá se comerá el marrón".

Mamá estaba a un par de cajas de distancia, pero lo oyó y empezó a descogorciarse de la risa.

Y es que sabía lo que le esperaba con el señor Kakotas.

Besos y abrazos.

patri -

je, je, los crios siempre provocando anecdotas escatológicas... por suerte para tí no lo pudo contar a grito "pelao" (como mi hijo de 6 años cuando se tira un pedo, qué graciosillo). A mí me pasó una parecida en el Oceanográfico de Valencia, en el baño del restaurante, se cayó la bola de KK desde el cambiador y rodó por todo el baño... y yo sin poder recogerla por no dejar al nene solo... hasta que lo vestí, la encontré y la tiré a la papelera (qué corte!). De vomitadas también podría hablar largo y tendido. Un beso y a disfrutar de las risas que haces al contarlo en la oficina.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres