Blogia
chispis

NO JUZGUES Y NO SERAS JUZGADO

El otro día en el centro de salud estábamos esperando nuestro turno cuando a L. le entró el hambre y se puso a llorar.  Es una niña muy buena que de momento sólo llora para reclamar alimento.  Por ello, la cogí y me disponía a sacar el biberón (de leche materna) cuando la señora que estaba a mi lado me dijo "a esta niña le gustan mucho los brazos".  Yo pensé para mí que a quién no pero me callé y por no armar bronca le dije que la niña lloraba porque tenía hambre.

Me dio mucha pena por L., que la juzgaran así y la llamaran mimosa sin más criterio.  Se enfrentaba así a su primera crítica.  

Luego me acordaba de las veces que yo misma había juzgado a otros.

Y me dio pena de mí misma.

Creo que la maternidad me está enseñando muchas más cosas que dar el pecho y cambiar pañales. Aparte de descubrir un nuevo tipo de amor incomparable con nada, voy descubriendo una sensibilidad en mí que me inquieta pero me gusta.  Y de hecho, creo que hasta la necesitaba.

Gracias, L. ¡ te debo tanto ! 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

laMima -

No lo dudes, la maternidad te va a enseñar muchas cosas..incluso sobre tí misma.
Y achucha a esa peque, que para eso eres su mami repámpanos.

Ana -

Chispis,coge a tu niña en brazos todo lo que puedas,mimalá mucho,"achuchalá",contra tu pecho mas todavia,y disfruta de esa maravillosa maternidad,que ahora estás
descubriendo...
Los niños crecen pronto (una pena ) y siempre recordará,su
tacto y su olor.
Un abrazo guapetona.




¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres