Blogia
chispis

ELLA ES…. ELLA SE LLAMA…

Las últimas veces que he vuelto a casa de mis padres y me he encontrado con las vecinas de toda la vida me ha costado recordar sus nombres. ¿La razón? Porque en mi casa tenemos la mala costumbre de identificar a las mujeres con sus maridos y/o defectos. A saber:

-         la del primero izquierdo es “la coja”

-         la del segundo es “la de Jesús”

-         la del cuarto es “la del policía” (que encima es guardia civil, no poli nacional)

-         la del quinto es “la del quinto” (aquí ya estamos faltos de imaginación total)

-         las del sexto son “la de la rija” (aludiendo a tal “defecto” en su cara) y “las francesas” (ellas son españolas pero sus padres son franceses, pues hale, ellas cargan con el apodo)

-         las del octavo son “la de Carlos” y “la de Fernando” 

Las únicas que son llamadas por su nombre son las viudas (la del segundo es “la Dolores” pues ese es su nombre) y las separadas (la del tercero es “Carmen”, no hay más que explicar). 

Cuando esto se hace de forma habitual desde niño se adquiere como la norma hasta que llegas a adulto y te planteas las cosas.  Me ha parecido vergonzoso y triste ver cómo hemos tratado a las vecinas, clasificándolas en función de sus hombres, no de sí mismas o de sus virtudes. 

Podríamos haber utilizado este método pero en positivo.

-         la que guisa bien

-         la que cose de maravilla

-         la que lleva a los niños siempre tan guapos

-         la graciosa

-         qué se yo… 

Si esto lo extrapolamos a otros ámbitos probablemente estemos haciendo lo mismo injustamente, dirigiéndonos a la gente, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que se cruce en nuestro camino, eligiendo un adjetivo poco acertado sin pararnos a pensar si ofende, si es justo, si es necesario…. 

Según me encontraba con las vecinas en la última visita me daba vergüenza el esfuerzo mental que tenía que hacer para recordar su nombre.

Hago aquí pues la lista (de las que recuerdo…), en una especie de honor a ellas, porque lo valen J Amparo, Angela, Margarita, Teresa, Pilar, Carmen, Dolores… 

No me acuerdo de más. Faltan muchas. La próxima vez que vaya prometo estudiarme los buzones y aprenderme todos sus nombres, que la excusa de llevar 12 años fuera de casa no puede valer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

merba -

Eso de sacar apodos y nombres a la gente ha sido de siempre. Curiosamente siempre coinciden con algo negativo de la persona. Siempre me he preguntado la imagen que deben tener mis amigos , vecinos, alumnos... de mi y la de apodos que habré cosechado sin ser consciente de ellos. Pero ya lo decia mi abuelo: " mitg mon se´n fot de l´altre mitg" (la mitad del mundo se burla de la otra mitad)

laMima -

Me acabas de recordar que yo dejé de ser yo hace tiempo para pasar a ser la madre de Daniel.
Ahora con Ainhoa...ni te cuento.jeje
Besos, que paséis buenos días guapa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres